Posts Tagged ‘ #Obama ’

Editorial.- Carta Abierta a Netanyahu

“Los árabes se están centrando ahora en el terrorismo y creen que así nos vencerán. Lo más importante es golpearles. No sólo un golpe, sino tantos y tan dolorosos que el precio sea demasiado grande para soportarlo… Un amplio ataque contra la Autoridad Palestina que los lleve al punto de creer que todo se está derrumbando y así podremos direccionarlos.

Sé lo que es Estados Unidos, se los puede mover fácilmente, mover en la dirección correcta. No se interpondrán en nuestro camino. Supongamos que dicen algo… ¡Que lo digan! El ochenta por ciento de los norteamericanos nos apoyan ¡Eso es absurdo!

La administración de Clinton era extremadamente pro palestina, y no tuve miedo de maniobrar ahí. No tuve miedo de enfrentarme con Clinton, no tuve miedo de enfrentarme con la ONU.”

Que diferentes son esas palabras dichas por Netanyahu mientras visitaba el asentamiento de Ofra en 2001 a lo que se le escucha decir hoy. Y hay algo que preocupa: preocupa que Bibi se esté convirtiendo en otro Ariel Sharon, Shimon Peres o Itzjak Rabin. Y a raíz, de esto preocupa la continuidad de Israel como un Estado judío, seguro y democrático.

Cada uno de estos líderes fueron reconocidos por su implacable reacción ante el terrorismo y los enemigos de Israel, pero luego, tanto por presiones internas como externas, se vieron obligados a tomar decisiones erróneas que le han costado muy caro a la nación.

No es necesario comparar al Ariel Sharon de los años setenta al Ariel Sharon del 2005. Esa misma persona a la que el Jeque Nasrallah, líder de Hezbollah, dijo ser el único al que le temía, luego entregó Gaza a Hamas.

También esa misma persona que el 3 de octubre de 2001 le dijo a su Ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres “Cada vez que hacemos algo me dices que América hará esto y hará lo otro… Quiero decirte algo muy claro: No te preocupes por la pasión americana sobre Israel, nosotros mandamos en América”, luego entregó Gaza a Hamas.

Ese Shimon Peres tan temido anteriormente, primer Jefe del Estado mayor del Ejército de Israel, siendo el arquitecto que le dio esa versatilidad y capacidad de maniobra de la que se jacta, ese Shimon Peres que tomó decisiones tan arriesgadas y comprometedoras como el rescate de Entebbe.

Qué diferente es el Shimon Peres de hoy con el de hace unas décadas, de igual manera qué diferente es el Itzjak Rabin de Oslo con el Itzjak Rabin que comandó a todo el Ejército israelí en la Guerra de los Seis Días, o el Rabin que le dijo a un periodista estadounidense que lo consultó acerca del programa nuclear israelí “Israel no será el primero en lanzar un arma nuclear en Medio Oriente, pero tampoco el segundo”.

Qué diferente es el poder de disuasión que tenía Israel hace a tan sólo una década del que ha demostrado tener ahora.

No se trata de un simple cambio de circunstancias, o un encubrimiento del poderío. El momento no ha cambiado y los acontecimientos siguen siendo los mismos. Israel siempre fue visto como un Estado que se hacía respetar a como diera lugar, al que aunque los líderes dijeran lo contrario, los países vecinos le temían y entendían que regresó para quedarse. Y eso fue lo que incentivó a Egipto y Jordania a firmar la paz.

Lo que hay detrás de esto es muy sencillo: mientras nuestros enemigos tengas una mínima esperanza de que podrán expulsarnos de algún territorio o lograr algún tipo de resultado favorable para ellos, no negociarán esas esperanzas. Todo el mundo prefiere obtener victorias sin hacer concesiones. Las personas y los pueblos sólo efectúan concesiones cuando ya no tienen esperanzas de obtener resultados por alguna otra vía. Es ahí cuando los moderados se imponen y proponen terminar con el conflicto.

Y esta es, precisamente la línea que Netanyahu defendía y promulgaba, al menos hasta ahora.

En el año 2011 el presidente Obama hablo sobre la creación de un Estado palestino con las fronteras del ´67. Sin entrar en tecnicismos legales, la respuesta que en su momento le dio  Netanyahu fue muy clara: se dirigió al Capitolio americano y en su discurso habló frente al vicepresidente Joe Biden, todos los senadores, representantes e invitados especiales, y les dijo muy claramente que Israel no aceptaba las líneas de armisticio de 1967 como fronteras del Estado palestino al ser, además, militarmente indefendibles. Luego de estas palabras recibió una ovación que se extendió por diez minutos con todos los presentes aplaudiéndolo de pie. Ovación que ni el mismo Obama ha tenido en su propio Capitolio.

Por otro lado, en el año 2008 cuando el gobierno de Ehud Olmert decidió liberar 200 terroristas con un prontuario mucho menor al de estos 104 que liberó Netanyahu, éste dijo: “El gobierno decidió liberar terroristas y yo pregunto ¿por qué? ¿A cambio de qué? ¿Qué hemos recibido? Contrario a lo que dice el gobierno, la liberación de terroristas no fortalece a los palestinos moderados. Debilita a Israel y fortalece a los terroristas. La mayor parte del público, una gran parte, entiende que esto es inaceptable y que reflej

En repetidas oportunidades, incluso dentro del mismo edificio de las Naciones, Netanyahu ha narrado un encuentro que tuvo con el Rebe de Lubavitch en un Simjat Torá a su llegada a Nueva York cuando recién fue designado embajador ante la ONU. En ese encuentro, según contó Bibi, el Rebe le dijo: “Ahora vas a ingresar a un edificio lleno de oscuridad y mentiras (refiriéndose a la ONU), pero la luz de una pequeña llama, por más pequeña que sea, tiene el poder de disipar mucha oscuridad”. Solo esperamos, por el futuro de Israel, que Netanyahu no se sume a esta oscuridad.a debilidad y pérdida de dirección. El gobierno ha perdido su dirección, si alguna vez tuvo una”.

En una entrevista reciente le consultaron a Benjamín Netanyahu cómo le gustaría ser recordado, y él respondió, citando los salmos, como el “guardián de la seguridad de Israel”, esperemos que así sea. Y de toda Israel. No hay zonas más israelíes que otras. Tel Aviv es tan israelí como Hebrón y Jerusalén.

“Yonatan Netanyahu entregó su alma para que el Estado de Israel no liberara terroristas”

Hagai Ben Artzi, cuñado de Binyamin Netanyahu

Sarkozy visitará Jerusalem para mitigar el daño diplomático

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, visitará Jerusalem para mitigar el daño diplomático causado por una polémica declaración que hizo recientemente en la reunión del G-20.

El ex enviado especial de Francia para Oriente Medio, Valerie Hoffenberg, dijo que su ex jefe visitaría Israel pronto para tratar de aclarar el “malentendido”, relativa a la posición de Francia.

La polémica se dio por una falla técnica que se produjo en la cumbre del G-20, en Cannes, cuando los presidentes Barack Obama  y Nicolas Sarkozy, mientras esperaban que comience la rueda de prensa se refirieron al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

En esa conversación, Sarkozy le dijo a Obama sin ninguna diplomacia: "No lo soporto, es un mentiroso". Obama le replicó: "Tú no lo soportas, pero yo lo tengo que aguantar todos los días!".

La observación que se hizo en privado, pero por casualidad llegó a la prensa, ha creado una crisis diplomática a gran escala entre los gobiernos de tres países.

Sarkozy dijo a los miembros del Congreso Judío Mundial el miércoles durante una reunión en el Palacio del Elíseo en París, que había defendido a Netanyahu varias veces.

"He defendido a Bibi a lo largo de mi vida política", dijo el presidente francés.

Asimismo indicó que Sarkozy se manifestó partidario de Israel y sus dirigentes, incluso cuando la gente lanzaba insultos antisemitas contra el mandatario francés.

Sarkozy dijo a los líderes judíos le parecía que Israel había perdido la guerra los medios de comunicación y no había podido presentar su caso a la comunidad internacional que quería la paz.

Para Sarkozy Netanyahu es un mentiroso y Obama está arto de liderar con él

El presidente francés, Nicolas Sarkozy habría dicho al presidente Barack Obama de que no podía estar junto al el primer ministro Benjamin Netanyahu, y que para él, Netanyau es un mentiroso.

De acuerdo con un informe en la página web francesa "Imágenes Arret sur", después de enfrentarse a los periodistas para una conferencia de prensa del G-20 el jueves, los dos presidentes se retiró a una habitación privada, para discutir los asuntos del día.

La conversación comenzó aparentemente con una crítica del presidente Obama a Sarkozy por no haberle advertido que Francia votará a favor de la candidatura de palestinos en la UNESCO a pesar de la fuerte objeción de Washington a la medida.

La conversación derivó hacia Netanyahu, momento en el que Sarkozy declaró: “Yo no lo soporto, es un mentiroso." Según el informe, Obama respondió: "Estás harto de él, pues yo tengo que tratar con él todos los días!".

La frase, que como se esperaba naturalmente quedaría en confianza no fue así, pues los micrófonos de los dos líderes se quedaron accidentalmente abiertos por lo que los comentarios privados realmente los avergonzaron en  público.

La imitación de la comunicación pasó desapercibido durante varios minutos, durante el cual la conversación entre los dos jefes de estado – que rápidamente se volvió a otros asuntos – era escuchada por los miembros de la prensa, que todavía estaban en posesión de los auriculares proporcionados para escuchar la traducción simultánea durante la conferencia de prensa.

La sorprendente falta de cobertura puede ser explicado por un informe alegando que los periodistas presentes en el evento fueron invitados a firmar un acuerdo para mantener silencio sobre los comentarios embarazosos. Un reportero de Reuters fue uno de los periodistas presentes y  pudo confirmar la veracidad de los comentarios.

Un miembro de los medios de comunicación confirmó el lunes que "hubo discusiones entre periodistas y estuvieron de acuerdo en no publicar los comentarios debido a la sensibilidad de la cuestión."

Agregó que si bien es molesto tener que abstenerse de publicar la información, los periodistas están sometidos a reglas precisas de conducta.

La Autoridad Palestina recibirá ayuda de 200 millones de dólares de Estados Unidos

La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores, informó al gobierno de Obama que ya no podría bloquear una partida de 50 millones de dólares en fondos de apoyo económico a las fuerzas de seguridad palestinas y 148 millones de dólares en otro tipo de asistencia.

En cartas enviadas al Departamento de Estado, Ros-Lehtinen indicó al presidente Barack Obama la certificación de que los fondos estaban previstos dentro de los intereses de la seguridad de Estados Unidos.

Además indicó que la iniciativa cuenta con el aval del gobierno de Israel.

La secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que el gobierno llegó a un entendimiento con Israel sobre el interés en mantener la ayuda de seguridad a los palestinos.

Ros-Lehtinen había bloqueado los fondos a finales de agosto cuando los palestinos se preparaban para buscar el reconocimiento como Estado en las Naciones Unidas.

Los palestinos recibieron alrededor de 500 millones de dólares al año de parte de Estados Unidos en los últimos años, incluyendo decenas de millones de dólares para entrenar a los servicios de seguridad palestinos.

La suspensión parcial de las ayudas por parte del Congreso había afectado principalmente el desarrollo y los programas de infraestructura supervisada por Estados Unidos, pero no el apoyo a los servicios de seguridad.

Ros-Lehtinen se mantiene firme sobre la posición de suspender cualquier ayuda a la ONU si otorga un reconocimiento a la Organización de Liberación Palestina.

"Esa es la política correcta, y se debe seguir con el fin de disuadir a otros organismos de la ONU de continuar los pasos de la UNESCO", dijo Ros-Lehtinen.

Estados Unidos presiona a Israel para disponga un "congelamiento silencioso" de la construcción

El gobierno de Estados Unidos presiona a Israel para cumpla con un "congelamiento silencioso" de la construcción de viviendas en los asentamientos judíos de Jerusalem Oriental y las montañas de Samaria y Judea.

La condición es considerada por la administración de Barack Obama como prioritaria para persuadir a la Autoridad Palestina (AP) a que acepte negociar con Israel.

Estados Unidos quiere que el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu declare una moratoria parcial de las construcciones.

La idea es que Israel no construya nuevos barrios, pero si se le permite continuar con las ya existentes. Cualquier infracción de estos términos se traducirá en "medidas duras" contra Israel por parte de Estados Unidos.

La miembro de la Knesset (parlamento israelí) Tzipi Hotovely del Likud se apresuró a rechazar la propuesta.

"Tras diez meses de una congelación sin precedentes, es indignante ver que la administración Obama todavía crea que la construcción en los asentamientos es de hecho un obstáculo en el camino de las negociaciones", dijo la legisladora.

La referencia tiene que ver con la anterior moratoria que venció en septiembre de 2010 y que no fue renovada pese al reclamo de los palestinos.

Asimismo, Hotovely indicó que “no hay diferencia entre una congelación en silencio y en voz alta".

La legisladora aseguró que “no permitirá” una nueva congelación de la construcción en Judea y Samaria.

La Autoridad Palestina insiste con su reclamo para que Israel congele toda construcción en Judea y Samaria como una precondición para retomar las negociaciones.

Sin embargo, cuando Israel dispuso la moratoria de 10 meses, los palestinos no se sentaron a la mesa de negociaciones.

Obama transfirió en secreto a Israel las bombas anti-bunker que Bush les negó

Hace dos años, el presidente Barack Obama en secreto aprobó la transferencia de 55 misiles anti bunker, una forma de bombas de penetración profunda a Israel, que ha venido solicitando las bombas desde los tiempos de la administración Bush.

Los funcionarios de EE.UU. e Israel manifestaron que las bombas de tipo GBU-28, que podría potencialmente ser utilizado en un ataque contra instalaciones nucleares subterráneas de Irán, fueron trasladados a Israel en 2009, justo unos meses después de que Obama llegó al poder.

Israel había pedido a los EE.UU. estas armas en el 2005, pero la administración Bush le negó la solicitud. En ese momento el Pentágono había congelado casi todos los planes conjuntos de defensa con Israel ante el temor de que Israel estaba transferencia tecnología avanzada de su centro de investigaciones de Intel a China.

En 2007, Bush le dijo al entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, que iba a ordenar el traslado de bombas en 2009 o 2010. Ahora, se reveló que Obama ya había aprobado la transferencia de las armas avanzadas, hace dos años.

James Cartwright,General de la la Infantería de Marina de Estados Unidos que sirvió hasta agosto como vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, señaló que los jefes militares no tenía objeciones a la venta.

Cartwright dijo que había una preocupación sobre “cómo los iraníes lo perciben”, y “cómo los israelíes podrían percibirlo.” Se temía que la medida podría ser visto como si los EE.UU. se da luz verde a Israel para atacar a Irán.

Funcionarios de EE.UU. e Israel afirman que Israel ya ha desarrollado su propia arma similar de alta tecnología tecnología entre 2005 y 2009, pero comprarla a los EE.UU. era más barato

Un “halcón” pro-israelí es el principal candidato republicano por la Casa Blanca

La historia del gobernador republicano de Texas con aires de cowboy que llega a la Casa Blanca pisando fuerte y actúa en Oriente Próximo como un elefante en una cacharrería puede volver a repetirse. Rick Perry, que sigue los pasos de George W. Bush como favorito a candidato republicano, prometió ayer en su primer gran discurso sobre política exterior medidas draconianas que reafirmen el apoyo de EE UU a Israel. Algo que, según su partido, Barack Obama ha traicionado.

Perry calificó la política del actual mandatario de «ingenua, arrogante, equivocada y peligrosa», y le culpó de haber debilitado a Israel permitiendo que los palestinos lleguen esta semana a pedir en la ONU su reconocimiento como Estado. El Gobierno de Obama ha prometido utilizar su derecho de veto en el Consejo de Seguridad para impedirlo, pero los palestinos obtendrían fácilmente un estatus menor en la Asamblea General.

En tal caso Perry, sugiere que EE UU retire los 4.000 millones de dólares (casi 3.000 millones de euros) en asistencia a Palestina, cierre las oficinas del Frente para la Liberación de Palestina en Washington e incluso retire las fondos a la ONU. El candidato republicano promete que si llega a la presidencia trasladará la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, ciudad que considera la capital indivisible de Israel. Ante una audiencia compuesta mayormente por ‘lobbies’ judíos en Nueva York, el candidato republicano explicó que su apoyo a Israel le viene dictado por su fe cristiana.

Perry considera que la política de Obama ha debilitado a Israel e incitado a la Autoridad Palestina a «venir a hacer teatro en Nueva York en vez de hacer el duro trabajo de sentarse a negociar». En la misma línea se pronunció el aspirante a candidato republicano que le sigue en las encuestas, el mormón Mitt Romney. «Lo que estamos viendo estos días en la ONU es un absoluto desastre diplomático», sentenció el exgobernador de Massachusetts.

Como parte del mensaje electoral, a la ronda de discursos la precedió Bob Turner, el nuevo congresista republicano que la semana pasada arrebató a los demócratas de Nueva York un distrito con un 40% de judíos que el partido de Obama mantenía desde antes de la Gran Depresión. Incluso el exalcalde demócrata Ed Kock cruzó filas para apoyar a Turner en protesta por la política del Gobierno hacia Israel.