Posts Tagged ‘ #Dimona ’

Israel apagará sus reactores nucleares en caso de guerra

Israel interrumpirá el funcionamiento de sus reactores nucleares en Dimona y Nahal Sorek en un eventual ataque con misiles para prevenir una filtración radioactiva. Así lo resolvieron el Comando de la Retaguardia del Ejército de Defensa de Israel  y la Comisión de Energía Atómica de Israel (CEAI).

Se calcula que el sistema de defensa de los reactores integrado por diversos dispositivos de defensa antimisiles está preparado para interceptar misiles a distintas alturas, y que las instalaciones fortificadas, son suficientes para minimizar el daño de un ataque enemigo.

Sin embargo, en teoría, cualquier sistema defensivo puede ser penetrado. Por lo tanto, la actividad nuclear de las centrales atómicas se detendrá ante una alerta de guerra y en los períodos de escalada de ataques contra Israel.

Oficialmente, se ha explicado que ambos reactores tienen como objetivo la investigación y desarrollo de material científico; y por lo tanto, no precisan estar en funcionamiento constante, veinticuatro horas por día, y siete días por semana.

El reactor de Dimona se encuentra en el desierto del Néguev, en tanto que el otro, mucho más pequeño, en Nahal Sorek, está situado al sur de Tel Aviv.

Tzáhal y la CEAI, subordinada al primer ministro, consideran la posibilidad de ataques provenientes de Irán, Siria, Hezbollah en el Líbano, y Hamás -y otras organizaciones palestinas- desde la Franja de Gaza.

Tales ataques podrían llevarse a cabo mediante el empleo de misiles, cohetes, aviones o aviones no tripulados.

El reactor de Dimona fue atacado, por primera vez, en febrero de 1991 por misiles Scud disparados por Irak, pero los proyectiles erraron el blanco. Los cohetes disparados desde Gaza en dirección a Ashdod y Gedera podrían caer dentro del perímetro del reactor de Nahal Sorek

Anuncios

Israel simulará ataque contra el reactor nuclear de Dimona

El Comando de la Retaguardia y la Comisión de Energía Atómica de Israel llevarán a cabo un gran ejercicio simulando un ataque con misiles contra el reactor nuclear de Dimona en el desierto del Néguev.

El ejercicio será denominado con el nombre clave "Fernando" en recuerdo de la fusión parcial del reactor en San Fernando del Valle, cerca de Los Ángeles, en 1959. A los trabajadores de esa planta les llevó un mes en retomar el control del reactor y a Estados Unidos 50 años en limpiar el sitio contaminado.

Israel ha analizado exhaustivamente la crisis reciente en Japón, a raíz del terremoto de Fukushima que provocó la fusión de varios reactores, para extraer las lecciones que puedan ser aplicadas para el caso de un eventual ataque con misiles contra las instalaciones de Dimona.

El profesor Uzi Even, un ex alto funcionario del Centro de Investigación Nuclear de Dimona advirtió que el reactor está envejeciendo y un eventual daño en el sistema de enfriamiento podría tener graves consecuencias.

Even precisó que la tecnología empleada en la construcción de la planta de Dimona es similar a la de los reactores japoneses. "Los reactores fueron construidos alrededor de la misma época, hace 40 o 50 años. El talón de Aquiles es el sistema de enfriamiento, que debe ser operado por una gran potencia, incluso después de que el reactor ha sido apagado", señaló.

"Si falla el sistema de enfriamiento, colapsará el núcleo. Esto es lo que pasó en los reactores japoneses", indicó Even.

Temen que se repita en la central atómica de Dimona, la tragedia nuclear de Japón

El diputado Dov Janin exigió un control externo y civil del reactor nuclear situado cerca de Dimona, en el desierto del Néguev.

La ausencia de control civil "ya no puede ser tolerado" afirmó Janin, presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente de la Knéset (Parlamento).

Janin señaló que el reactor, situado a 30 kilómetros de la falla sirio-africana, debe ser modernizado, pero esto se ha hecho sin ayuda internacional, porque Israel no ha firmado el Tratato de No Proliferación nuclear, indicó Janin.

El experto nuclear Uzi Even urgió al gobierno a tener en cuenta los daños que causaron el terremoto y el tsunami en la central nuclear japonesa.

"El reactor de Dimona es viejo. Tiene casi

50 años. Su punto débil está en el sistema de enfriamiento. Venimos advirtiendo desde hace años que hay que cerrarlo y construir uno nuevo", dijo el profesor de química y científico nuclear.

El desplazamiento de las dos placas tectónicas que conforman la falla sirio-africana provoca movimientos sísmicos. Israel ha registrado hasta ahora solamente pequeños temblores, en los últimos tiempos; aunque los expertos advierten que un terremoto de grave intensidad podría ser una cuestión de tiempo.

Sin embargo, otros expertos manifiestan que la central de Dimona está integrada por un reactor diseñado para la investigación, (no para la generación de electricidad) y por lo tanto, maneja un volumen de material radioactivo mucho menor que las centrales japonesas que han sido dañadas por la catástrofe natural.

Israel suspende la construcción de plantas nucleares por el accidente en Japón

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado que el accidente atómico en Japón le ha hecho "reconsiderar" los proyectos de construcción de centrales nucleares en su país, que de momento ha aparcado para varios años.
"No creo que vayamos a desarrollar la energía nuclear civil en los próximos años, creo que vamos a apostar por el gas y dejar de lado la nuclear", dijo en una entrevista con la cadena de televisión.

Netanyahu reconoce que, antes de la catástrofe en Japón, "era mucho más entusiasta" sobre los "proyectos de construir varias plantas de energía nuclear" en su país de lo que lo es ahora.
"La nube de radiactividad, la incertidumbre sobre lo que pasará con ella es la nube que se cierne sobre Japón y creo que ahora mismo sobre el mundo entero. Tengo que decir que me ha hecho reconsiderar los planes", dice en la entrevista.
El jefe de Gobierno israelí cree que la pérdida de generación energética puede ser compensada con el reciente hallazgo en las costas de Israel de "Leviatán", la mayor reserva marítima de gas encontrada en el mundo en la última década y que se calcula que asegurará al país un siglo de autosuficiencia energética.
Israel  planeaba construir otra planta nuclear con fines civiles en el desierto del Neguev, en el sur de su territorio.
Diseñado desde hace años, el proyecto fue anunciado públicamente por el ministro de Infraestructuras, Uzi Landau, en marzo de 2010 en una conferencia en París promovida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Landau propuso entonces efectuar el proyecto con Jordania y bajo supervisión de Francia.
Israel adquirió su capacidad nuclear desde la década de 1950 con la ayuda principalmente de Francia.