Archive for the ‘ Rusia ’ Category

Israel y Rusia expulsan a sus respectivos agregados militares por un caso de espionaje

El Gobierno israelí expulsó hace cuatro meses al agregado militar de la Embajada rusa en Tel Aviv en respuesta a la detención en Moscú de un diplomático israelí que supuestamente estaba recabando información sobre las ventas de armamento rusas a países árabes.

La fuente ha explicado que la expulsión se debe a la aplicación de una política de reciprocidad, pero el hecho se mantuvo en secreto para no tensar aún más las relaciones bilaterales. Ello ha permitido el nombramiento de nuevos agregados militares en sustitución de los protagonistas de los incidentes, aunque ahora sus movimientos están mucho más restringidos.

Todo comenzó con la detención del coronel israelí Vadim Leiderman (foto), interrogado por los servicios secretos rusos en mayo de 2011 y posteriormente expulsado y declarado ‘persona non grata’ en Rusia. Leiderman, según Moscú, habría recopilado información de inteligencia sobre las ventas de armamento ruso a países árabes y habría promocionado los intereses de la industria de defensa israelí en Rusia de una forma "agresiva".

Tras la expulsión de Liederman los ministerios de Exteriores, Defensa y el Ejército israelí se enfrentaron ante la posibilidad de responder de la misma forma a Rusia. El Ejército y Defensa defendían expulsar al agregado militar ruso, frente a Exteriores, que consideró en un primer momento que Liederman podría haberse extralimitado en sus funciones y provocado así su expulsión.

Tras una serie de reuniones entre el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, y el de Defensa, Ehud Barak, finalmente se impuso la postura de la reciprocidad y se ordenó la expulsión del agregado militar ruso.

Rusia incautó en el areopuerto de Moscú a un pasajero con material radiactivo rumbo a Iran

Los funcionarios de aduanas del aeropuerto de Sheremétievo, Moscú incautaron casi una veintena de cajas con material radiactivo destinado a Irán, informó el Servicio Federal de Aduanas (SFA).

La policía detuvo a una persona, cuyo nombre no se ha especificado, tras activarse el sistema de detección de sustancias radiactivas “Yantar” en la zona de salida del aeropuerto internacional.

Tras la inspección del equipaje, los funcionarios aduaneros hallaron en sus maletas 18 placas de metal embaladas en cajas de acero.

La primera medida de radiación reveló que ésta superaba la norma en 20 veces, mientras expertos concluyeron que el material hallado es el isótopo Natrio-22 que es producido industrialmente por reactores nucleares.

Las autoridades del aeropuerto han iniciado una causa penal y enviaron el caso a la Fiscalía de Transporte de Moscú.

Rusia mantiene que Irán tiene derecho a desarrollar un programa nuclear pacífico y se opone a la imposición de nuevas sanciones internacionales contra ese país.

Estados Unidos perturbado por avión espía interceptado en Irán

Funcionarios oficiales estadounidenses han dejado ver su inquietud por el uso que podría hacer Irán del sofisticado drone (avión no tripulado) de la CIA interceptado cuando supuestamente llevaba a cabo labores de espionaje sobre el país.

Estados Unidos evaluó una incursión para recuperar su avión robot perdido en Irán pero desistió sin que se sepa claramente si el aparato está destruido o si los iraníes podrán aprender secretos tecnológicos.

Washington abandonó la idea de recuperar su avión no tripulado RQ-170 "Sentinel" a la vista del embrollo mayor que resultaría de un choque con las fuerzas de seguridad iraníes.

El aparato, de unos 23 a 27 metros de envergadura, cumplía una de las tantas misiones secretas de la CIA espiando a Irán desde territorio afgano.

Como siempre que se trata de misiones de la CIA, ni el Pentágono ni el Departamento de Estado ni la Casa Blanca han hecho comentarios que confirmen o refuten versión alguna.

El Gobierno de Irán ha indicado que capturó el avión en bastante buenas condiciones después de que fuera derribado ya sea por baterías antiaéreas o por intromisión de "hackers" militares iraníes en el cerebro cibernético del "Sentinel".

Los informantes estadounidenses sostienen que se desistió del intento de recuperación, o de la destrucción de los restos con un misil, porque de todos modos el RQ-170 se desbarató al estrellarse en una zona montañosa, donde un satélite ya lo descubrió a unos 225 kilómetros de la frontera afgana.

El experto en guerra robótica Peter Singer, del Instituto Brookings en Washington, dijo que esos aviones "cargan una variedad de sistemas que no serían de mucho beneficio para Irán, pero para sus aliados como China y Rusia podrían ser una mina de oro".

Y otro funcionario gubernamental, tampoco identificado, dijo que lo ocurrido "es malo, muy malo: los iraníes le echarán mano a la tecnología, y también la tendrán los chinos o los rusos", que ya han solicitado al gobierno iraní formalmente permisos para inspeccionarlo, que seguramente se los concederán a cambio de algún envío de armamento o intercambio de inteligencia.

Según estas versiones estadounidenses, Irán no cuenta con la tecnología para introducirse en el cerebro cibernético del "Sentinel", o para detectarlo en vuelo, por lo cual la caída del aparato se debió a problemas en su funcionamiento o en el control remoto.

Pero es la tecnología de los robots voladores "invisibles" la que más puede interesar a Irán y que, según algunos expertos, si los iraníes logran descifrarla, podrían pasar a otros enemigos actuales y adversarios potenciales de Estados Unidos.

La denominación "RQ" del "Sentinel" significa que no porta armamento y sus características más notables son el diseño, parecido a un murciélago, y la pintura exterior que, supuestamente, lo tornan invisible para los radares del adversario.

Otros expertos, reconociendo que pocos son los detalles que se conocen del equipo a bordo de los "Sentinel", creen que el robot cuenta con cámaras y sensores capaces de "ver" y "escuchar" en grados hasta ahora no soñados.

El "Sentinel" sobrevuela a kilómetros del suelo puede "escuchar" conversaciones en teléfonos celulares y puede "oler" las emanaciones químicas de laboratorios nucleares subterráneos.

Rusia: “Una intervención militar en Siria equivale a una declaración de guerra en su contra”

Mientras que la Liga Árabe ha reiterado sus sanciones contra Siria, y justo cuando según reportes algunos países occidentales preparan una intervención militar en el país, Rusia ha afirmado que una intervención militar en la situación siria significaría una declaración de guerra contra ella.

Una fuente de la cancillería rusa aseguró que el gobierno ruso está decidido a impedir la intervención militar foránea en Siria, por lo que enviará parte de su flota  naviera a ese país que incluye un porta aviones, además recientemente ha suministrado misiles teledirigidos mar-aire; tierra-aire incluyendo los avanzados sistemas S-300 y muy desarrollados equipos de vigilancia del mar y el espacio aéreo. Además,protegerá a Siria para dar fuertes señales en el sentido de que la recurrencia a la fuerza contra el país árabe significaría la declaración de guerra contra Rusia.

Según el funcionario anónimo, Siria es un importante y fuerte punto estratégico de Rusia en la zona y su actitud es clara para la resolución de la crisis siria: el Gobierno sirio debe realizar reformas esenciales, las diversas partes del país no deben recurrir a la fuerza y el diálogo es la única vía para solucionar el problema. El Gobierno ruso ha expresado su posición a cuatro delegaciones enviadas por el gobierno de Bashar al Assad, declarando que resulta inconcebible la intervención militar en Siria.

Con su demostración de fuerza, Rusia deja muy en claro que habrá que contar con ella a la hora de decidir el futuro de Siria.

Rusia enviará a Siria una flotilla encabezada por un portaaviones

Rusia enviará a Siria el próximo año una flotilla de buques militares que estará encabezada por el portaaviones "Almirante Kuznetsov”.

"La travesía de los buques rusos hasta la base naval rusa de Tartus no debe interpretarse como una especie de reacción ante lo que está ocurriendo en Siria", señaló al diario un portavoz de la Armada rusa.

La Armada rusa tenía previsto desde el pasado año enviar a la zona al "Almirante Kuznetsov" acompañado por el destructor "Almirante Chabanenko" y la fragata "Ladny".

"Esta escala está preparada desde 2010, cuando Siria no tenían lugar los actuales sucesos, y no hay motivos para cancelarla o aplazarla", añadió la fuente.

Por su parte, el almirante Víctor Krávchenko, antiguo jefe del Estado Mayor de la Armada Rusa, opina que la presencia de buques rusos en las costas sirias conminará a Occidente a adoptar decisiones que pongan en peligro la estabilidad de la región.

"La presencia de cualquier fuerza militar, además de la OTAN, es muy útil para la región, ya que impedirá el estallido de un conflicto militar", dijo.

Rusia se opone a la injerencia externa y al uso de la fuerza contra Siria, como ocurrió en Libia, y ha adelantado que rechazará cualquier propuesta de resolución que incluya sanciones contra el régimen de Bashar el Asad.

En el Mediterráneo los buques rusos se encontrarán con la VI Flota estadounidense, que incluye el novísimo portaaviones atómico "George Bush".

"Por supuesto, las fuerzas de los buques rusos no se pueden comparar con las capacidades militares de la VI Flota de EEUU en el Mediterráneo", dijo Krávchenko.

El puerto sirio de Tartus, que acogió una base soviética en tiempos de la Guerra Fría, es actualmente un centro de mantenimiento y abastecimiento para la Flota rusa del mar Negro.

Actualmente, la base alberga a unos 600 militares y técnicos del Ministerio de Defensa ruso y está siendo rehabilitada para que cruceros y portaaviones rusos puedan atracar en su seno.

El "Almirante Kuznetsov", que partirá en diciembre hacia el Mediterráneo y porta ocho cazas Su-33 y doce misiles de crucero Granit, no puede acceder a Tartus, donde sí atracarán la fragata y el destructor que le acompañan.

Según los analistas, Rusia perdió miles de millones de dólares en contratos militares debido a la guerra en Libia y no quiere que le pase lo mismo con Siria, uno de sus principales aliados y clientes de la industria armamentista rusa en el mundo árabe.

Rusia envió a Siria el avanzado sistema anti aéreo S-300

Barcos de guerra rusos que han llegado a aguas de Siria en los últimos días estaban llevando, entre otras cosas, asesores técnicos que ayudarán a los sirios a instalar una serie de misiles S-300 en Damasco que ha recibido en las últimas semanas.

Un reciente informe señala que Rusia considera que un ataque occidental a Siria sería una línea ruja que no va a tolerar que sea cruzada.

A pesar de la creciente oposición en el oeste e incluso en el mundo árabe contra el dictador sirio, Bashar al-Assad por sus ataques a los manifestantes que buscan derrocarlo, Rusia mantiene su apoyo a Assad, dijo el informe. Funcionarios miloares de Rusia y Siria están trabajando juntos para mantener el gobierno de Assad, y para desviar un posible ataque de la OTAN o de los EE.UU. y la UE.

Junto con los misiles, el informe dice que Rusia ha instalado sistemas avanzados de radar en todas las principales instalaciones militares industrial. El sistema de radar también cubre las áreas al norte y el sur de Siria, donde será capaz de detectar movimientos de tropas o aviones hacia la frontera con Siria. Los objetivos de radar incluyen la mayor parte de Israel, así como la base turca de Incirlik, que es utilizado por la OTAN.

El sistema S-300 es considerado como uno de los sistemas de misiles anti aéreos más potentes. El sistema de radar es capaz de rastrear simultáneamente hasta 100 blancos, y dispararle hasta a 12 objetivos simultáneamente. El tiempo de despliegue para el S-300 es de cinco minutos, y tienen una vida útil muy larga, sin necesidad de mantenimiento.

Rusia había intentado vender el sistema a Irán, pero la venta fue cancelada debido a la presión de los EE.UU. e Israel. Según el informe, los iraníes ya han pagado por el sistema S-300. No se sabe si algunos de los misiles sí han llegado a Irán.

EEUU: Irán enfrenta "un aislamiento sin precedentes" por su programa nuclear

Irán se encuentra bajo "un aislamiento sin precedentes" después de una resolución del Organismo Internacional de la Energía Atómica contra su programa nuclear. Así lo afirmó hoy el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon, que acompaña al presidente de EEUU, Barack Obama, en la cumbre de Asia Oriental que se celebra en Nusa Dua, en Bali (Indonesia).

"Rusia, China y Estados Unidos, les puedo decir, comparten el mismo objetivo, que es no aceptar que Irán se encamine hacia el desarrollo de armas nucleares", manifestó el consejero norteamericano.

Según recordó Donilon, en el voto de la Junta de Gobernadores del OIEA, 32 países se pronunciaron en favor y sólo dos -Cuba y Ecuador- se opusieron.

En la votación en la ONU, 106 países respaldaron la resolución en rechazo al complot iraní para asesinar al embajador saudita en Estados Unidos, contra nueve que la rechazaron y cuarenta que se abstuvieron, entre ellos Rusia y China.

A juicio de Donilon, estos resultados demuestran "un alto grado de unidad" de la comunidad internacional.

"Cuando los iraníes se miran, se ven completamente aislados", declaró el alto funcionario estadounidense, para quien el grado de aislamiento iraní "realmente no tiene precedentes".

Las votaciones en el OIEA y en la ONU se produjeron después de que el presidente estadounidense se reuniera la semana pasada en Hawai, al margen de la cumbre de la APEC, con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, y con el presidente chino, Hu Jintao, con los que abordó las medidas a adoptar sobre el programa nuclear iraní.

Después de que el OIEA emitiera hace dos semanas un informe en el que denunciaba las intenciones militares de ese programa atómico, Medvédev y Hu se habían expresado en contra de la imposición de nuevas sanciones internacionales contra Irán.

El Gobierno de EE.UU. acusó el pasado 11 de octubre al estadounidense de origen iraní Manssor Arbabsiar y al iraní Gholam Shakuri de participar en una trama terrorista presuntamente orquestada por Irán para atentar contra las embajadas de Arabia Saudí e Israel en Washington y asesinar al embajador saudita.

Las autoridades estadounidenses aseguraron entonces que el régimen de Teherán pagó un millón y medio de dólares a Shakuri, presuntamente en libertad en Irán, y Arbabsiar, que ante un juez de EE.UU. se declaró no culpable de haber participado en la trama en octubre pasado, unas acusaciones que fueron inmediatamente rechazadas por las autoridades iraníes.