Un “halcón” pro-israelí es el principal candidato republicano por la Casa Blanca


La historia del gobernador republicano de Texas con aires de cowboy que llega a la Casa Blanca pisando fuerte y actúa en Oriente Próximo como un elefante en una cacharrería puede volver a repetirse. Rick Perry, que sigue los pasos de George W. Bush como favorito a candidato republicano, prometió ayer en su primer gran discurso sobre política exterior medidas draconianas que reafirmen el apoyo de EE UU a Israel. Algo que, según su partido, Barack Obama ha traicionado.

Perry calificó la política del actual mandatario de «ingenua, arrogante, equivocada y peligrosa», y le culpó de haber debilitado a Israel permitiendo que los palestinos lleguen esta semana a pedir en la ONU su reconocimiento como Estado. El Gobierno de Obama ha prometido utilizar su derecho de veto en el Consejo de Seguridad para impedirlo, pero los palestinos obtendrían fácilmente un estatus menor en la Asamblea General.

En tal caso Perry, sugiere que EE UU retire los 4.000 millones de dólares (casi 3.000 millones de euros) en asistencia a Palestina, cierre las oficinas del Frente para la Liberación de Palestina en Washington e incluso retire las fondos a la ONU. El candidato republicano promete que si llega a la presidencia trasladará la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, ciudad que considera la capital indivisible de Israel. Ante una audiencia compuesta mayormente por ‘lobbies’ judíos en Nueva York, el candidato republicano explicó que su apoyo a Israel le viene dictado por su fe cristiana.

Perry considera que la política de Obama ha debilitado a Israel e incitado a la Autoridad Palestina a «venir a hacer teatro en Nueva York en vez de hacer el duro trabajo de sentarse a negociar». En la misma línea se pronunció el aspirante a candidato republicano que le sigue en las encuestas, el mormón Mitt Romney. «Lo que estamos viendo estos días en la ONU es un absoluto desastre diplomático», sentenció el exgobernador de Massachusetts.

Como parte del mensaje electoral, a la ronda de discursos la precedió Bob Turner, el nuevo congresista republicano que la semana pasada arrebató a los demócratas de Nueva York un distrito con un 40% de judíos que el partido de Obama mantenía desde antes de la Gran Depresión. Incluso el exalcalde demócrata Ed Kock cruzó filas para apoyar a Turner en protesta por la política del Gobierno hacia Israel.

    • GILBERTO ROSALES SELIGMAN
    • 27/09/11

    EXELENTE MR.PERRY. PERO NO SE OLVIDE DE SUS PROMESAS CUANDO LLEGUE A LA CASA BLANCA.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: