Una investigación concluye que Arafat murió envenenado


Una comisión de investigación del movimiento palestino Al Fatá acusa en un informe al exhombre fuerte en Gaza Mohamed Dahlan de haber ayudado a asesinar con veneno al histórico rais Yasir Arafat.

El documento, de 118 páginas y del que dan cuenta varios medios, entre ellos la agencia palestina Maan y el diario israelí The Jerusalem Post, también vincula a Dahlan a intentos de asesinato de otros líderes palestinos y a un presunto plan golpista en Cisjordania.

De acuerdo al informe, el otrora importante líder palestino participó en el envío de un medicamento envenenado a Arafat poco antes de que muriera en un hospital francés en el 2004 por causas aún desconocidas.

La muerte del mítico dirigente sigue envuelta en un halo de misterio, con teorías que van desde el envenenamiento por Israel (alimentario, por contacto físico o incluso a través de los oídos), la más extendida en la calle palestina, hasta el sida, pasando por una cirrosis no vinculada al alcohol.

El hospital militar de Percy (cerca de París), donde Arafat falleció tras dos semanas ingresado, no contribuyó a frenar las especulaciones cuando en las 588 páginas de informe médico que entregó a la familia no determinó los motivos. La comisión investigadora de Al Fatá asegura que, cuando Arafat estaba hospitalizado, Dahlan pidió a un alto mando de la seguridad palestina que quemase los frascos del medicamento que este tomaba.

En el informe se le acusa también de haber comprado armas a palestinos con ciudadanía israelí, instalado aparatos de espionaje en centros gubernamentales y de las fuerzas de seguridad y conspirado para captar funcionarios y policías a su campo. Dahlan, nacido en el seno de una familia pobre de Gaza, también fue interrogado sobre su fortuna y cuentas de banco a su nombre en Suiza.

La comisión incluye entre sus autores a importantes personalidades de Al Fatá como Azam Al Ahmad, Atayib Abdul Rahim, Othman Abu Garbiya y Nabil Shaaz. Repudiado ahora por su partido, el político palestino ya era odiado por Hamás por haber perseguido, encarcelado y torturado a muchos de sus militantes cuando dirigía la seguridad preventiva de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en los años 90.

Dahlan, que reside en Egipto, regresó a Ramala el pasado 28 de julio para tratar de revocar su expulsión del órgano de dirección de Al Fatá, decidida mes y medio antes por “corrupción” y de “subversión” contra Abbás. Decenas de miembros de las fuerzas de seguridad palestinas entraron entonces en su casa de Ramala, la registraron, detuvieron a 12 miembros de su guardia personal y se incautaron de armas y dos vehículos blindados.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: