Top 10 de las cosas encontradas en la casa de Osama Bin Laden


A falta de fotos, los objetos del ex hombre más buscado del mundo son noticia recurrente en los últimos días. Las imágenes del contenido de su botiquín han sido miradas con lupa. Su tendero, interrogado para descubrir qué marcas compraba. El jefe de la CIA ya ha avisado: en el asalto se hicieron con una “impresionante cantidad” de material. En un mundo en el que somos nuestras cosas, imposible resistirse a buscar la maldad en los objetos de la vida cotidiana de Bin Laden. Porque no es lo mismo recordar a un hombre atractivo que según sus propios principios murió como un héroe que a un vicioso pornógrafo, fumeta, que usaba Viagra mientras bebía Coca Cola y apuntaba muertos en su diario como quien anota los gastos del mes.

Estos son los diez objetos más humillantes que le han encontrado (de momento) a Bin Laden.

1. Porno

Según han desvelado fuentes oficiales estadounidenses, en la casa de Bin Laden había material pornográfico en vídeo. Digital, reciente y en abundancia. Antes de culpar a internet conviene tener en cuenta que la casa no tenía conexión y que precisamente fue el aislamiento de las tecnologías modernas una de las claves para encontrar el escondrijo del líder de Al Qaeda.

2. Coca Cola y Pepsi
Como todos sabemos las bebidas azucaradas con gas son la encarnación de la decadencia de nuestra civilización. El tendero de la familia, Anjum Qaisar, ha explicado que en casa de Bin Laden consumían en abundancia tanto Coca Colas como Pepsis. Tampoco escatimaban en leche Nestlé ni en champús de buena calidad.

3. Pajero
La compra familiar la hacían a diario los dos paquistaníes dueños de la casa en la que se alojaba Bin Laden. Rendidos al también pernicioso influjo nipón, solían conducir o una pequeña furgoneta Suzuki o un Mitsubishi Pajero, que en algunos mercados hispanohablantes se comercializa como Montero por razones obvias.

4. Marihuana
Lindando con los terrenos de la casa más famosa del momento se encontraba una plantación de marihuana. En algún sitio han aventurado que podía servir para aliviar las dolencias renales de Bin Laden. Pero en un país como Paquistan y en esa zona en especial, que se encuentre una plantación de marihuana sobre todo quiere decir que NO era una plantación de opio.

5. Viagra vegetal
Uno de los botecitos del botiquín del hombre más malvado del mundo contenía sirope de avena, un producto del que ahora todos sabemos que sirve de sustituto natural de la Viagra. Al parecer, también había medicamentos para la tensión, las úlceras, los herpes, el dolor nervioso y las cosas habituales de los niños.

6. Vaselina
El botiquín también contenía un bote de vaselina tamaño familiar, y aunque algunos se preguntan si Bin Laden tenía algún problema en la piel, es imposible no recordar esa escena recurrente del amoral programa Room Raiders de la MTV donde chicas entran por sorpresa en las habitaciones de chicos y siempre encuentran escondido un bote de esta sustancia.

7. Videos
Uno de los cinco vídeos caseros encontrados en el nido de terroristas y que ha difundido EE UU muestra a Bin Laden cubierto con una manta, con una gorra de lana, barba gris y mirando en la tele un vídeo de sí mismo como si fuera una videoblogger cualquiera. Al parecer el pecado de vanidad es doble, porque en otro de los vídeos, en teoría más recientes, su barba está teñida de negro.

8. El diario
Que en casa de un misterioso terrorista se encuentre su diario escrito a mano es tan bueno que parece de película. Su existencia también fue filtrada por fuentes oficiales estadounidenses que dicen que contiene detalles sobre futuros ataques a infraestructuras ferroviarias, a ciudades como Los Ángeles o cálculos sobre a cuántos americanos habría que matar en un ataque para que fuera efectivo.

9. Los discos duros
Además del diario, se incautaron diez discos duros, cinco ordenadores y más de cien dispositivos de almacenamiento como CDs, DVDs y memorias USB. Al parecer internet era sustituído por un método de baja tecnología: las pequeñas memorias eran transportadas por correos fuera de la casa.

10. Las pelotitas
Los jardines del hogar de los Bin Laden debían estar llenos de pelotitas de críquet. Tariq Khan, un chaval de 14 años, ha explicado que solían jugar en los alrededores de la propiedad y que cuando se les colaba una bola dentro los guardas se mosqueaban y les daban hasta 100 rupias para comprar una nueva. Teniendo en cuenta que en Paquistán cuestan entre 20 y 30 rupias, a los muchachos cada vez se les daba peor el deporte.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: