Israel no cree que la ONU anule el Informe Goldstone


A pesar de las fervientes demandas de Netanyahu de que todo el reporte sea anulado, fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores dijeron que en el mejor escenario, Israel podría intentar convencer a Goldstone de convertir su artículo de opinión del Washington Post en una carta oficial ante las Naciones Unidas.
Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores dijeron el domingo que probablemente Israel no pueda llevar a cabo la cancelación del Informe Golstone sobre su conducta durante la guerra en Gaza en el 2008 y 2009.
Luego de que se publicase el artículo de opinión del juez Richard Goldstone en el Washington Post en el que expresa su pesar sobre culpar a Israel de apuntar intencionalmente hacia civiles en el informe que hizo sobre la guerra de Gaza, los líderes israelíes llamaron inmediatamente a las Naciones Unidas y a las instituciones internacionales para cancelar el informe dañino.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, demandó que todo el reporte sea anulado y asignó a un consejero de la Seguridad Nacional, Ya`akov Amidror, para armar un equipo conjunto de los ministerios de Relaciones Exteriores, Defensa y Justicia con el objetivo de formular recomendaciones políticas y legales luego del artículo de Goldstone.
Netanyahu dijo que tratará “de deshacer algo del daño causado”, y que su objetivo era “ver el reporte cancelado”.
Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores dijeron, sin embargo, que en el mejor escenario, sería posible para la Asamblea General de la ONU adoptar una nueva resolución que concluya que la anterior resolución, aprobada hace un año, que adoptó completamente al Informe Goldstone, ya no es válida.
“En las realidades internacionales actuales, en vista de la posición de Israel y en el proceso de paz, es difícil imaginar que pueda repetirse dicho escenario”, dijo una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores, comentando sobre la instancia previa en la que la resolución de la ONU fue revertida, en 1991 con la revocación de la Resolución de la Asamblea General 3379 de 1975, que igualaba al sionismo con el racismo.
Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores explicaron que el movimiento de 1991 fue posible debido a la iniciación del proceso de paz en Madrid y el colapso de la Unión Soviética. “Estados Unidos tomó el tema como un proyecto y lo llevó a cabo hasta el final”, dijeron fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Los oficiales trabajando en el asunto estimaron que lo máximo que Israel podría tratar de hacer es convencer a Goldstone de convertir el artículo de opinión del Washington Post en una carta para enviarles al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. De este modo, se convertiría en un documento oficial y tendría una gran importancia política y judicial.
Funcionarios israelíes esperan que dicha carta ayude a bloquear futuros movimientos en instituciones de la ONU sobre la Operación Plomo Fundido. Además, el artículo de Goldstone será usado en defensa de altos oficiales israelíes si se hace acusaciones contra ellos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: