Israel es líder mundial en el uso de agua reciclada


Mensaje del Keren Kayemet LeIsrael (KKL) en el Día Mundial del Agua que se celebra el 22 de marzo.

La ONG reveló que “un tercio de la población mundial vive actualmente en países que ya experimentan problemas hídricos, de moderados a serios. Hacia 2025, dos de cada tres personas en el mundo deberán enfrentarse a una vida en condiciones de escasez de agua".

Israel padece una situación hídrica crítica desde hace muchos años. El KKL está trabajando para paliarla desarrollando reservorios para recoger aguas aluvionales y agua reciclada, a fin de volver a usarla para riego.

También el KKL es pionero en la construcción de humedales y el desarrollo de sistemas de biofiltro que utilizan métodos biológicos de purificación del agua que no dañan el medio ambiente.

En Israel hay más de 220 reservorios del Keren Kayemet LeIsrael (KKL) en funcionamiento. Cada año estos reservorios producen entre 250 y 300 millones de metros cúbicos de agua de calidad suficiente para irrigar la mayoría de los sembradíos de Israel.

Muchos de ellos son multifuncionales, y son usados para riego, rehabilitación de ríos, recarga de acuíferos y recreación.

“El reciclado de agua es un aspecto crucial para la gestión de nuestros recursos hídricos. Por medio de la conservación y reciclado de agua, podemos satisfacer las necesidades ambientales y mantener un desarrollo sustentable y una economía viable”, según declaró  Felicia Marcus, administradora regional de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El III Informe de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Hídrico en el Mundo señala que Israel es líder mundial en el uso de agua reciclada para agricultura.

Un 3 por ciento de las aguas servidas municipales tratadas se usa para riego, lo que implica un 30 por ciento del total de agua suministrada para agricultura y un 17 por ciento del uso total de agua en Israel.

“Nuestra meta para 2020 es la de producir 600.000.000 m3 de agua reciclada para agricultura”, explicó el KKL.

Esta agua es crucial para la economía hídrica de Israel; sin ella, la Autoridad de Agua de Israel continuará reduciendo la cantidad de agua suministrada a los agricultores del país, un triste final para el asombroso éxito de la agricultura israelí.

"La necesidad aguza el ingenio"

Este viejo refrán nunca había sido tan cierto. La crítica situación hídrica de Israel ha tenido una consecuencia buena: nos ha ubicado al frente de métodos innovadores para ahorrar y reciclar agua.

Las aguas aluvionales urbanas (el agua de lluvia que fluye por nuestras calles) se unen a los contaminantes de las calles de la ciudad, son recogidas por la red cloacal y llegan al mar, para convertirse en una de las principales fuentes de aguas servidas y contaminación. El KKL ha desarrollado un sistema que purifica el agua por medio de biofiltros, por lo que también puede ser usado para recargar agua de superficie.

La Convención de Ramsar sobre humedales, de la cual Israel es signatario, recomienda un "uso inteligente" del agua. Sin dudas, este singular sistema de biofiltración responde a esa definición.

"El agua es el motor de la naturaleza". Leonardo da Vinci

El agua es el elemento más común en la tierra, pero sólo un 2.53% de ella es agua potable; el resto es agua salada.

El agua potable es una parte esencial de casi cualquier ecosistema (muchos de ellos se centran en el agua). Los mismos, llamados humedales, incluyen manantiales, ríos, lagos, pantanos y estanques de invierno, para nombrar solo a algunos.

El agua tiene muchos usos: doméstico, industrial, agrícola, recreativo. No obstante, a veces olvidamos que también la naturaleza necesita agua.

Israel reconoce el derecho de la naturaleza al agua, y en 2004 aprobó la Ley del Agua, que afirma este derecho, para la conservación y rehabilitación de ríos, manantiales y humedales.

El KKL es un elemento clave en la protección de nuestras fuentes naturales de agua. Nuestra restauración de los mundialmente famosos pantanos de Hula es una lección de desarrollo ambiental. Una vez más, pueden prosperar especies que hace tiempo se creían extinguidas en Israel, y los amantes de la naturaleza pueden acudir de cerca y de lejos y disfrutar del paisaje.

Gracias a nuestros esfuerzos y al apoyo de los amigos del KKL en todo el mundo, aportamos nueva vida a los ríos y humedales de Israel, y aseguramos que los delicados estanques de invierno, usados como sitio de cría por nuestros anfibios en peligro de extinción, permanezcan protegidos y se conviertan en el foco de actividades recreativas y educacionales.

Según la Convención de Ramsar, el meollo del "uso inteligente" de los humedales radica en la conservación y uso sustentable de los humedales y sus recursos, en beneficio de la humanidad. No pude haber una definición mejor de la importante tarea que el KKL realiza en bien de las fuentes naturales de agua de Israel.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: