Consejo de Seguridad aprueba el uso de la fuerza y la exclusión aérea contra el régimen de Gaddafi


El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el jueves el uso de la fuerza para detener el avance sobre los rebeldes libios de las fuerzas del coronel Muamar Gaddafi, cuyo gobierno se dijo dispuesto a un alto al fuego.

El Consejo votó favorablemente una resolución que permite “todas las medidas necesarias” para proteger áreas civiles y exige un cese el fuego a Gaddafi, quien había anunciado una ofensiva militar contra Bengasi, el feudo de la rebelión.

Asimismo, los 15 miembros del Consejo autorizaron la imposición de una zona de exclusión aérea en Libia.

El Consejo “autoriza a los Estados miembro  a tomar todas las medidas necesarias  para proteger a los civiles y las zonas habitadas por civiles bajo la amenaza de ataques (por las fuerzas de Muamar Gaddafi), incluida Bengasi”.

El régimen libio estimó que la resolución de la ONU “amenaza la unidad” del país y constituye un “llamado a los libios a matarse” entre ellos, declaró a la AFP el viceministro de Relaciones Exteriores, Jaled Kaim.

No obstante, Libia está dispuesto a un alto el fuego frente a la insurrección, pero exige discutir antes los detalles de su aplicación, declaró Kaim en una conferencia de prensa en Trípoli.

Por lo pronto, la Unión Europea saludó la decisión de la ONU y se mostró dispuesta a colaborar para “hacerla aplicar”.

“Saludamos la resolución aprobada esta noche por el Consejo de Seguridad”, indicaron en un comunicado conjunto el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, y su jefa de la diplomacia, Catherine Ashton.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, aseguró este jueves que la resolución del Consejo de Seguridad era vital para “evitar un mayor baño de sangre”.

El canciller francés, Alain Juppé, dijo antes de la aprobación del texto que Francia y sus aliados se preparaban para aplicar la resolución del consejo.

Entretanto, los representantes de los 28 países miembros de la OTAN examinarán el viernes las consecuencias de la decisión de la ONU, declaró un diplomático que pidió el anonimato.

En Bengasi se oyeron disparos de júbilo poco después de la votación, mientras cientos de jóvenes se concentraron ante la sede del Consejo Nacional de Transición, la instancia dirigente de los insurgentes, según periodistas de la AFP.

Al tiempo que el Consejo de la ONU votaba la resolución, el líder libio anunciaba el avance sobre Bengasi. “La decisión ha sido tomada. Prepárense, llegamos esta noche”, dijo Gadafi en un discurso dirigido a los habitantes de Bengasi, segunda ciudad en importancia del país.

El dirigente libio también prometió que no perseguirá a los rebeldes que entreguen las armas y huyan de la ciudad.

Si bien la resolución de la ONU excluye “una fuerza extranjera de ocupación bajo cualquier forma y en cualquier parte del territorio libio”, no descarta ataques aéreos contra objetivos en Libia.

Desde Trípoli, un portavoz del ministerio de Defensa citado por la agencia JANA advertía que cualquier operación militar extranjera contra Libia “pondrá en peligro todo el tráfico aéreo y marítimo en el Mediterráneo”, según un portavoz del ministerio citado por la agencia JANA.

Las fuerzas leales a Gadafi se encuentran “a las puertas” de Bengasi. Este jueves trataron de bombardear posiciones de la rebelión, pero los insurgentes aseguraron que habían derribado dos aviones del régimen.

Por el momento no era posible confirmar las informaciones con fuentes independientes.

Según el director político del departamento de Estado norteamericano, William Burns, las tropas de Gadafi se encontraban a 160 km de Bengasi y “seguían avanzando”.

También había informaciones contradictorias respecto a la ciudad de Misrata, a unos 200 km al este de Trípoli. El régimen afirma que sus fuerzas armadas se apoderaron de ella, pero un portavoz de la oposición en esa ciudad lo desmintió.

Las tropas leales a Gadafi también afirmaron haber tomado Ajdabiya, último bastión en la línea de defensa a 160 kilómetros de Bengasi. Al menos 26 personas murieron según fuentes médicas.

El avance de las tropas leales a Gadafi ha provocado un éxodo creciente de libios en dirección de la frontera egipcia. Unas 300.000 personas han huido del país desde el 15 de febrero.

La Cruz Roja internacional retiró su personal de Bengasi y dijo estar “extremadamente preocupada por la suerte de los civiles”.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: