Cinco miembros de una familia mueren apuñalados en un ataque terrorista


El Ejército israelí ha desplegado una amplia operación en el norte de Cisjordania para capturar a los responsables del múltiple apuñalamiento en una colonia israelí la noche del viernes. Cinco miembros de una misma familia- el padre, la madre y tres hijos de entre once años y tres meses- murieron acuchillados la noche del viernes en su casa en Itamar, un asentamiento habitado por algunos de los colonos más fanáticos y violentos y próximo a la ciudad palestina de Nablus. Las autoridades israelíes creen que se trata de un atentado palestino, que se produce en medio de una nueva oleada de ataques de colonos a las fincas palestinas de la zona. Ataques de esta envergadura han sido sin embargo muy poco frecuentes en los últimos años.

La entrada del asentamiento, incrustado en una colonia cisjordana ha estado hoy fuertemente custodiada por el ejército. Dentro, los cuerpos de las víctimas esperan el fin de las pesquisas iniciales y del shabat para poder ser trasladados. Durante el día de descanso, los judíos observantes no pueden conducir coches, encender aparatos eléctricos ni en general trabajar.

Tras visitar el lugar del crimen, un israelí responsable de la seguridad de este y otros asentamientos y que prefiere no hacer pública su identidad explica que las primeras conclusiones policiales indican que uno o dos atacantes saltaron la valla electrificada que rodea el perímetro del asentamiento. Después, los asaltantes entraron en la casa y degollaron a dos de los niños y mataron a un tercero y a sus padres. Otros tres hijos, lograron sobrevivir al ataque, según la misma fuente, que explica que el padre de familia enseña en una yeshiva del asentamiento y que la familia llegó a Itamar tras ser evacuada de la franja de Gaza junto al resto de colonos israelíes en 2005. El ataque tuvo lugar en trono a las diez de la noche de ayer viernes.

"Israel no va a permanecer impasible ante este asesinato y actuará con energía para salvaguardar la vida de los ciudadanos de Israel y castigar a los asesinos", indicó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu en un comunicado. La autoridad Palestina y Naciones Unidas condenaron el ataque, mientras que el movimiento islamista Hamás mostró su "apoyo" a cualquier acción en contra de los colonos israelíes.

La respuesta del Ejército no se hizo esperar. En torno a las seis y media de la mañana, los soldados entraron en tromba en Awarta, un pueblo palestino próximo a Itamar donde registraron casa por casa y detuvieron por la fuerza a una veintena de jóvenes. Algunas de las viviendas están todavía hoy, pasado el mediodía patas arriba y sembradas de botes de humo ya vacíos. En una de las viviendas se pueden apreciar impactos de bala en la pared, aunque resulta imposible fechar los disparos a simple vista. "Han detenido al menos a un menor, han disparado fuego de verdad y se han llevado el dinero y los teléfonos de la gente", asegura Hilary Minch, observadora internacional del Consejo Mundial de Iglesias, presente en Awarta. "Esto todavía no ha terminado. En cuanto se ponga el sol y termine el shabat vendrán los colonos", piensa Khalil Shurrab, un vecino del pueblo que como el resto de habitantes de la zona temen las consecuencias del ataque a los colonos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: